Desde hace más de una década el multifacético Matías Flocco improvisa y esquematiza sus sueños, sus proyectos y sus ideas de un modo totalmente independiente y autodisciplinado. Sus obras son realizadas con materiales que para muchos no son sino basura que terminan en sus manos convirtiéndose en magníficas obras de arte de una calidad y estilo único y genuino.